La Recogida Selectiva Puerta a Puerta y los efectos sobre la prevención de residuos

La experiencia de los municipios que han implantado la recogida selectiva puerta a puerta constata resultados importantes en la reducción de los residuos. Según analizó la Asociación y la Fundación ENT en el 2013, la generación de residuos per cápita en los municipios catalanes antes y después de implantar el sistema puerta a puerta (PaP) presenta una disminución promedio en porcentaje (ponderado por población) del 15,3% inmediatamente después de la implantación. A continuación se presentan los resultados de prevención de residuos alcanzados con la implantación del puerta a puerta, organizados en base al año de implantación.

Prevención de residuos lograda tras la implantación de sistemas de recogida puerta a puerta puros.



Solo se han contabilizado las experiencias donde la recogida PaP se aplica en más del 90% de la población.


Prevención de residuos lograda tras la implantación de sistemas de recogida puerta a puerta Puros
La prevención lograda en los dos primeros años después de la implantación llega al 15,3% de prevención de residuos. Después tiende a estabilizarse.



Cuando se compara la prevención lograda entre las diferentes modalidades de recogida puerta a puerta, se obtiene que en el caso del modelo de recogida PaP de 2 fracciones la prevención lograda después de la implantación es inferior a la obtenida en los otros modelos que recogen más fracciones puerta a puerta.


Prevención de residuos lograda tras la implantación en diferentes modalidades de recogida puerta a puerta, en función de las fracciones recogidas.




 
Ningún otro modelo alcanza estos niveles de reducción y entre las principales causas están:

1. La desaparición de los residuos no municipales.

Se considera una de las causas más importantes que explican la reducción de residuos, ya que la implantación del modelo PaP supone la desaparición de casi todos los contenedores de la calle, por lo que se eliminan los vertidos irregulares de residuos industriales, talleres, jardineros, los generadores de escombros, etc., los cuales hasta el momento camuflaban sus residuos en el interior de los contenedores de la calle. Al desaparecer los contenedores, estos vertidos se hacen más visibles y por lo tanto, es más fácil detectarlos e identificar al productor.